Estás en uno de los mejores lugares de internet.

Hola, soy la persona que escribe www.fleshfly.com, por razones que he explicado varias veces en mi web, no uso redes sociales, por lo que si quieres hablar conmigo sólo podrás hacerlo mandando un e-mail a fleshfly.com@gmail.com, estaré encantado de escucharte, sobre todo si tienes el chocho peludo, jajajaja saludos!!!

2015/11/07

Caldera de gas vs Termo eléctrico

He querido compartir mis conocimientos ya que en internet no se encuentran opiniones fiables ni "estudios" personales con fundamento. La eterna duda, ¿mejor una caldera de gas o un termo eléctrico?

Si te encuentras en la situación previa a cambiar de método para calentar el agua lo más probable es que hayas preguntado a conocidos y también buscado por internet. En mi caso resultaron igual de frustrante las dos opciones. Si buscas las respuestas que hay en Yahoo Answers respecto a termos eléctricos lo más probable es que termines creyendo que padeces una rara enfermedad y te vas a morir en dos días, buscar cualquier cosa en Yahoo Answers es como meter un pie en la tumba. Las páginas más especializadas son claramente partidistas, no puedes fiarte de la opinión de alguien que quiere venderte algo. Poco o nada me ayudó internet a resolver esta disyuntiva.

Tampoco preguntar a conocidos me ayudó, encuentras a gente que basa su teoría del gas en las fluctuaciones de precios de la bombona, otras que te hablan sobre supuestos trucos consistentes en apagar y encender el termo de luz a horas determinadas, pero todo sin fundamento ninguno, es hablar por hablar.

Tras lamentable resultado me fui a la fuente más fiable, las tiendas de fontanería, pero claro, en ellas venden tanto calderas de gas como termos eléctricos, es decir lo que les conviene es que tú cambies de aparato sea cual sea la opción, cuando preguntas te recitan tanto las bondades del gas como las de la luz, lo que hizo aumentar más mi frustración.

¿Qué es lo que hizo que me decidiera por el termo de luz? Varias cosas, las cuales voy a contarte a continuación:

· Ir a comprar la bombona. Pocas cosas son tan desagradables como ir a una gasolinera a comprar una bombona. Cuando bajas la vacía y cargas en el coche no es para tanto porque pesa mucho menos pero cuando recoges la nueva y te partes el espinazo al subirla al maletero del coche, bajarla, cargarla hasta casa para después enchufarle esa endiablada válvula parte dedos. Nada hay de bonito en cambiar una bombona.

· Los cortes de agua caliente. Si eres de los suertudos que tienen dos bombonas en su casa tienes la posibilidad de cambiarla cada vez que se te acaba una pero en mi casa y debido a un problema de espacio sólo puedo tener una bombona, lo que convierte en una desagradable lotería meterte en el baño. Ducharte con agua fría es una de las cosas que más odio del mundo.

· Caudal de activación. Esto si digo ha sido definitorio, para activar el gas debes abrir un caudal en el grifo considerable y si no tienes mucha presión por la zona en la que vives te condiciona a tener el grifo completamente abierto hagas lo que hagas para disfrutar de agua caliente. Aunque se tenga lavavajillas siempre hay que limpiar ciertas cosas en el fregadero y yo me he pasado varios años haciéndolo con agua fría porque el caudal no conseguía activar el gas, y cuando lo activaba no lograba calentar en el tiempo que lo estaba utilizando, es decir una pérdida de dinero y manos ultracongeladas en invierno, me llegaban a doler del frío, sinceramente.

Por lógica aplastante sabía que todos estos problemas desaparecerían con el termo eléctrico, así que resumiendo podríamos decir que el termo de gas no me hacía feliz.

Si has llegado hasta aquí leyendo es que te interesa de verdad el tema, para que tengas una base sólida a la hora de tomar una decisión voy a mostrarte lo que verdaderamente importa, los datos económicos, pero no sin antes ponerte en situación, te explico:

Un dato muy importante a tener en cuenta es que los datos de consumo eléctrico con caldera de gas equivalen a un periodo donde en mi casa sólo vivíamos dos personas exclusivamente los fines de semana y los datos de consumo eléctrico con termo eléctrico ya son viviendo 4 personas y todos los días de forma permanente. Es decir que a la fuerza el consumo eléctrico tiene que subir por el consecuente cambio de hábitos y de personas en la casa, no podemos estudiar de forma "aislada" el consumo del termo porque hay muchos factores que han cambiado radicalmente pero lo bueno del estudio es que aun habiendo pasado de dos personas sólo los fines de semana a cuatro personas de forma permanente los datos son gratificantemente reveladores.

Dos personas, fines de semana, caldera de gas:


Cuatro personas, todos los días, termo eléctrico:


De 48,73€ a 73,02€ ¿Realmente veis importante una subida de 24,29€ teniendo en cuenta los factores que he comentado antes y el correspondiente ahorro en bombonas de butano? Si pudiéramos obviar el consumo diario de televisión, ordenadores, vitrocerámica y el aumento de la actividad de dos personas más ¿cuánto realmente podría haber incrementado el termo eléctrico la factura? ¿10€? ¿12€?

En mi caso he terminado ahorrando mucho dinero en bombonas, pero lo más importante no es eso, lo que me hace feliz es disponer de agua caliente las 24 horas del día sabiendo que no se me va a cortar en mitad de una ducha, que puedo abrir un caudal pequeño de agua en el fregadero que siempre va a salir caliente, que puedo cerrar el grifo cuando me enjabono sin preocuparme de tirar agua fría al volverlo a abrir, que he dejado de partirme el espinazo cada vez que tenía que cargar la bombona. Para que quede claro, en mi caso absolutamente todo han sido beneficios, tanto económicos como a nivel de vida.

Consejos básicos:

Si continúas leyendo es que mi experiencia te está sirviendo de mucho, lo que me congratula en demasía, así que llegados a este punto voy a contarte la clave para que todo lo que he dicho anteriormente se cumpla cuando decidas abandonar el gas y pasarte a la luz. Es primordial, es básico, es lo más importante, que compres un buen termo eléctrico, y decir bueno implica decir caro. Lo que realmente hace que ahorremos en electricidad es evitar el consumo de la resistencia y esto sólo se consigue con un aislante de primera, los termos de ofertas, los más baratos, las oportunidades, no tienen un buen aislante, esos aparatos lo úncio que harán será disparar la factura de electricidad porque continuamente tendrán que estar activando la resistencia para calentar el agua, agua que pierde el calor continuamente por culpa de no tener un buen aislante.

Siempre con regulador de temperatura exterior. Me explicaron que todos los termos tienen termostato pero la mayoría de ellos lo tienen interno, que es básicamente como si no lo tuvieran, el termostato externo nos permitirá utilizar el aparato a un 30% de su capacidad en verano, lo que nos bastará, y podremos ir subiendo la potencia poco a poco conforme se acerca el frío invierno. En verano no se consume el agua tan caliente ¿por qué tirar el dinero calentando agua que no vamos a utilizar?

Un buen termo hará que necesitemos menos litros. Mi termo es de 75 litros y nos sobra para cuatro personas, al ser un buen aparato calienta el agua con rapidez cuando entra en el depósito, esto unido que la que guarda la conserva perfectamente caliente gracias al aislante nos permite ducharnos cuatro personas sin problema alguno. Un termo de 75 de calidad equivale a uno de más de 100 litros barato.

A mí el termo eléctrico me costó 199€. Sé que es difícil gastar ese dinero cuando justo al lado hay ofertas por 65€ o 75€, pero esa diferencia la amortizaréis en un par de meses, ni que decir tiene el brutal ahorro a lo largo del año.

La durabilidad también es muy importante. Un termo barato suele tener dos tipos de averías, la primera es la rotura del depósito, los cambios de temperatura en la chapa por la corrosión del agua hacen que se pueda picar lo que equivale a tirarlo a la basura y comprar otro nuevo. Otra avería común es el exceso de cal que se acumula en la resistencia, lo que hace que cada vez caliente menos y tenga menos capacidad, ya que no entra tanta agua al haber una pelota de cal pegada a la resistencia. En mi caso el termo que he comprado tiene la resistencia aislada, esto significa que no está en contacto con el agua de forma directa, es decir, no forma cal, lo que como podéis imaginar alarga la vida util del termo evitando quebraderos de cabezas en aparatosas averías.

Así que ya sabéis, gastaros el dinero en un termo de calidad porque a la larga (y a la corta) os va a salir mucho más rentable. Si realmente estáis interesados en la marca y modelo del termo que me he comprado podéis escribirme un e-mail y os lo diré encantado. No quiero ponerlo aquí para no ser acusado de spammer, ya que de todo esto el único beneficio que me llevo es poder ayudarte con mi experiencia.