Si quieres puedes dirigirte a mí escribiendo a fleshfly.com@gmail.com, no temas, soy un pozo de bondad.

2016/11/07

La paradoja de Jevons en las redes sociales

En economía se estudia un fenómeno muy curioso que tiene que ver con la eficiencia. Sintetizando la definición podríamos decir que la eficiencia es la ratio que relaciona las salidas y las entradas. Me explico. La eficiencia relaciona un producto o servicio por la cantidad de esfuerzo gastado en él, ya sea monetario o temporal. No confundir con la eficacia que es la consecución de un objetivo sin depender de los costes.

Por ejemplo imaginad que la tienda A hace ventas mensuales por valor de 5000€ y la tienda B hace también unas ventas mensuales de 5000€, ambas tiendas venden la misma cantidad de producto y obtiene los mismos ingresos, las dos son exactamente igual de eficaces, pero ¿y eficientes?. Imaginad ahora que la tienda A para obtener esos 5000€ ha tenido que emplear unos costes de personal de 2000€ y que su personal ha trabajado 6 horas al día, y la tienda B ha empleado 3000€ en personal y además han tenido que trabajar durante 8 horas al día. Siendo las dos tiendas igual de eficaces, la tienda A es mucho más eficiente, porque la eficiencia relaciona el resultado final con el esfuerzo empleado en conseguir dicho resultado.

Una vez claro, al concepto de eficiencia siempre se le supone una disminución de la materia prima consumida, pero esto no siempre es así. En economía se estudia la curiosa paradoja de Jevons que viene a demostrar que muchas veces un aumento de eficiencia conlleva un aumento de las materias primas.

Imaginad ahora los primeros motores de explosión en los primeros coches, eran costosos, contaminantes y poco eficientes, se necesitaba mucho combustible para recorrer distancias cortas. La tecnología fue mejorando la eficiencia de los motores, cada vez eran menos costosos y a su vez se podían recorrer distancias más largas con menos cantidad de combustible y encima contaminando menos. En principio estos datos apuntan a la disminución en el consumo de combustible y a la mejora del medio ambiente gracias a la eficiencia de los nuevos motores, pero a su vez el que sean más baratos y eficientes hace que más gente los compre, aumentando así la contaminación y el tiempo de recorrido debido a los grandes atascos.

Paradógicamente el aumento de la eficiencia disminuye el consumo inmediato pero incrementa el uso del modelo que lo provoca, disparándose así el consumo global. Esto ha ocurrido con el carbón, el algodón, el agua, los alimentos y muchos más productos.

¿Por qué digo que la paradoja de Jevons está afectando a las redes sociales y a nuestra forma de comunicarnos? Muy sencillo, las redes sociales en su comienzo nacieron para 'hacernos la vida más fácil', el modo en el que nos comunicábamos con nuestros amigos mejoró, teníamos todo nuestro círculo social a un clic, podíamos enterarnos 30 amigos a la vez de qué íbamos a hacer, dónde ir y cuándo quedar en un grupo de messenger, ahorrándonos un montón de tiempo y dinero en llamadas. Las redes sociales han ido mejorado su eficiencia, permitiéndonos hacer más cosas en menos tiempo, ahora además de hablar podemos ver fotografías de vacaciones, de fiestas, de todas las gilipolleces que se nos ocurran, podemos hablar en tiempo real y dejar mensajes que leerá la otra persona cuando pueda, compartimos noticias, música, vídeos, pensamientos... cada vez la gente está más enganchada a las redes sociales, tanto es que hemos convertido el medio en un fin.

Lo que se inventó para ahorrarnos tiempo ha terminado por robárnoslo. Es una locura la cantidad de tiempo y esfuerzo que emplea la gente tanto en ver la vida de los demás como en compartir la suya propia. La eficiencia y la sencillez de las redes sociales han terminado por engancharnos aumentando el tiempo que se emplea en ellas. Lo que no hace más que confirmar que la paradoja de Jevons vuelve a cumplirse con total claridad.