Si quieres puedes dirigirte a mí escribiendo a fleshfly.com@gmail.com, no temas, soy un pozo de bondad.

2017/01/19

Destrucción de Occidente: homosexualidad en horario infantil

El otro día os hablé de los primeros pasos del lobby gay en España mediante la revista Interviú, lo podéis leer aquí y aquí. Creo que a muchos de nosotros ya nos ha quedado claro que existe un grupo de presión homosexual lo bastante poderoso para manejar desde dinero público hasta medios de comunicación. No es más que otro de los tentáculos del marxismo cultural, el mismo que quiere volver a nuestros hijos locos con ese despropósito de la libre elección de género.

Se trata de ver con normalidad lo que antes nos producía rechazo, para lo que hoy nos provoca rechazo termine siendo normal mañana, así hasta que toda la sociedad sea tan moldeable como ellos quieran.

La revista Interviú fue el caballo de Troya perfecto para comenzar esta cruzada, ya que no existe mejor vehículo para llamar la atención de un hombre heterosexual que un buen par de tetas. El siguiente paso sería promulgar su palabra en el más social de todos los medios, la televisión.

Si a nuestros abuelos le hubiesen contado que en la televisión se llegaría a ver a dos hombres besándose, no se lo hubieren creído. Hoy nosotros lo vemos normal. Lo mismo que lo que hoy nos parece aterrador mostrar por televisión, nuestros hijos lo verán con total normalidad. Y esto es así porque la maquinaria socialista encargada de destrozar occidente da pasos pequeños pero constantes.

Para que veáis de una forma gráfica la evolución de la normalización social de la homosexualidad os voy a mostrar un documento que recuperé hace pocas semanas revisando unos VHS antiguos que tenía guardados. Programa Crónicas Marcianas, la fecha exacta no la sé pero calculo que debe ser finales de los noventa. Fueron los comienzos de los besos entre hombres en televisión, para ver estas conductas teníamos que aguantar despiertos hasta las dos de la madrugada y aún así, se puede comprobar "el recelo" debido a que fueron los pioneros en mostrar este tipo de comportamiento por televisión.


Y esta es la televisión actual en pleno prime time, un programa familiar que ven niños pequeños a la hora de la cena. Las imágenes hablan por sí solas.



Es la normalización social de la homosexualidad y en este caso también del libertinaje y la desvergüenza, es una realidad que para no verla hay que estar muy ciego. Sé que muchos lo veréis normal pero la evolución es aterradora. ¿Qué tiene de malo que los niños vean a dos hombres besándose? Pues tiene mucho de malo, los niños suelen aprender por imitación, y a ciertas edades que el niño perciba como normal este tipo de comportamientos podría ser cotraproducente para su futuro. Porque si nace homosexual, nace homosexual y punto, ¿pero qué necesidad hay de confundirlos prematuramente? Si las televisiones quieren poner a hombres besándose entre sí me parece bien, pero respetando con escrúpulo el horario infantil. A esas personas que lo ven normal les haría la siguiente pregunta, ¿dónde ponemos el límite?, porque lo que para ti es normal para otros puede no serlo, y lo que para ti es una aberración para otros puede no serlo. Cuanto más acotemos el libertinaje mucho mejor.

El caso es que he decidido escribir este post por lo que voy a contar a continuación. En esta últma final de Master Chef Junior, el programa de cocina de niños, el prestigioso cocinero Jordi Cruz con el actor Fernando Tejero se besaron en la boca delante de los niños que estaban presentando su plato. Tampoco voy a decir que sea el fin del mundo, pero quizás ese sea el problema, que cada vez nos escandalizamos menos, pero que en la televisión del Estado, en horario infantil, se besen dos hombres en la boca delante de los niños concursantes y de los miles de niños espectadores que se encontraban viéndolo, es un completo despropósito.



Aunque qué podemos esperar de TVE después de que en el famoso programa infantil los Lunnis se celebrara una boda gay. El mundo está loco.