Si quieres puedes dirigirte a mí escribiendo a fleshfly.com@gmail.com, no temas, soy un pozo de bondad.

2017/04/28

El apasionante mundo del porno impreso

En alguna ocasión he comentado las dificultades a las que nos enfrentamos a la hora de encontrar porno retro bien catalogado. Recuerdo siempre con admiración a Mike Vraney, el arqueólogo del porno.

La mayoría de las veces que nos referimos a porno retro pensamos en cine, ¿pero qué hay de las revistas? El porno impreso es un mundo apasionante. Quiero aprovechar la ocasión para agradecer a las heroicas almas anónimas que han dedicado su tiempo a escanear antiguos legajos pornográficos para nuestro uso y disfrute a través de internet.

Esto que te estoy contando tiene un porqué. El otro día cuando estuve rebuscando como un ratón entre las cajas que tengo olvidadas en el trastero para documentar la historia del irc, tuve la suerte de encontrar un documento que creí perdido, una revista porno que compré hace 20 años.

Cierto es que su antigüedad no lo convierte en una pieza de museo, pero el valor personal es incalculable. El tesoro es el ejemplar número 50 de la revista Hembras Peligrosas lanzado en julio de 1997.

Salir del instituto, pasar por el kiosko de camino a casa, vencer la vergüenza de coger la revista, ponerla en el mostrador para pagarla y esconderla rápidamente en la mochila entre los libros de matemáticas e inglés. Cómo añoro los tiempos en los que el peaje a pagar para ver porno, era pasar vergüenza ante el kioskero.