Si quieres puedes dirigirte a mí escribiendo a fleshfly.com@gmail.com, no temas, soy un pozo de bondad.

2018/01/11

Se abre la veda del conejo Playboy

Qué poco han tardado desde la muerte de Hugh Hefner en poner la revista Playboy manga por hombro. Y es que el número de febrero de la edición alemana de Playboy ostenta el triste reconocimiento de ser el primer número con un transexual en su portada.

Esta aberración no deja de ser otro ataque a los pilares de Occidente. No creas que estoy exagerando, este circo de feminismo, tolerancia, homosexualismo, welcome refugees y reinas magas es una coreografía muy bien calculada cuyo objetivo es satanizar al hombre blanco heterosexual, mancillar los valores cristianos y terminar con la estructura de familia tradicional.

¿Cuántas revistas hay en el mundo donde ya aparecen maricones y transexuales? ¿Qué necesidad había?

Giuliana Farfalla - Primera portada transexual Playboy Alemania (Feb'2018)
Desde aquí me aventuro a vaticinar que esto no ha hecho más que empezar, Hugh Hefner era la única barrera de contención que quedaba en Playboy y su muerte ha sido la desaparición de esa barrera. Es como cuando revienta una presa, lo que nos queda por ver es la devastación.

De hecho esta no es la primera vez que aparece una conejita transexual en la revista Playboy, el caso de Giuliana Farfalla ha sido la primera portada, porque la primera vez que apareció un transexual en la revista Playboy fue precisamente en el número inmediatamente posterior a la muerte de Hugh. Supongo que ahora entenderás mejor eso de la "última barrera de contención".

El último número de Playboy 2017 además de tener como no podía ser de otra manera un reportaje a la memoria de Hugh Hefner, también tenía en su interior a Inés Rau, el primer playmate transexual, un francés de 26 años. Por cierto, edición que tuvo que ser modificada in extremis antes de llevarla a imprenta aprovechando la ausencia de Hugh.

A la izquierda el primer conejo centerfold de Playboy, Inés Rau. A la derecha el primer conejo cover de Playboy, Giuliana Farfalla:

Hace unos días contemplamos en España cómo la maquinaria progresista mancilló una vez más el cristianismo y sacó en la cabalgata de Reyes Magos de Vallecas a un travelo de "reina maga".


Al lobby LGBT no le basta con promulgar el respeto a los desviados sexuales, acto que sería lógico, lo que está haciendo el lobby LGBT es atacar descaradamente los valores tradicionales y humillar todo lo que tenga que ver con el cristianismo. Han pasado de ser víctimas a ser depredadores.

¿Cuántas cabalgatas hay en el mundo donde ya salen maricones y transexuales? ¿Por qué esa necesidad de aparecer en todas partes?