Estás en uno de los mejores lugares de internet.

2019/02/18

El virus de las redes sociales

¿Nunca te ha pasado que piensas una cosa y el destino al momento te avisa de que no es una buena idea? Verás, hacía muchísimo tiempo que no me metía en las redes sociales de fotógrafos, cuando digo fotógrafos me refiero exclusivamente a flickr y 500px, ni por asomo se te pase por la cabeza que instagram es una red social de fotógrafos, instagram es otra cosa, una especie de ciber-frenopático donde los famosos tienen barra libre para dar vergüenza ajena.

El caso es que por razones que no vienen al caso he terminado en Flickr, obviamente como usuario forastero, (si te interesa saber por qué no tengo cuenta en flickr pincha aquí), y lo que he sentido cuando navegaba por su explore, es una sensación muy parecida a la que tuve los últimos días de GeoCities.

Por supuesto no voy a comparar flickr con GeoCities. Flickr tendría que vivir tres vidas para parecerse tan si quiera de lejos a la maravilla que fue GeoCities, pero bueno este no es el tema de hoy. Justo después de salir de flickr me he metido en 500px, es curioso cómo siendo cosas tan parecidas en apariencia, pueden estar tan alejadas la una de la otra. Una de las fotografías que he visto en 500px y me ha llamado la atención ha sido esta:


Y después de esta he seguido viendo otras. Claro, después de ver media docenas de fotografías que me han encantado he pensado en voz baja, ¿y si me abro una cuenta de 500px para compartir la cantidad ingente de fotos de mi archivo? Y antes de que me diera tiempo a decirme a mí mismo que soy un puto tarado, me aparece esto en la pantalla:


Te aseguro que fue un pensamiento sin fundamento, las probabilidades de abrirme una cuenta en uno de esos antros sociales eran del cero por ciento, pero me hizo gracia ver el botón de Continúa con Facebook a modo de intervención divina mostrándome la senda que no debo de volver a caminar. Cuando veas esta señal, sal corriendo como alma que lleva el diablo.

En fin, ya que estoy delante de la pantalla de mi ordenador, tecleando con esmero para tu deleite, querido amigo, quiero aprovechar para contarte que he comenzado una cruzada para digitalizar todas mis cintas de VHS. Pensarás que soy un chiflado, pero el VHS ha sido el soporte más eficiente de la historia. Quiero que tomes esto como un pequeño adelanto de lo que se avecina, y no quería desaprovechar la ocasión para señalar la belleza extrema en el diseño de las antiguas cajas de VHS, pero no me refiero a las portadas de películas, estoy hablando de las carátulas de los VHS vírgenes, son una obra de arte.


En los próximos días te enseñaré más.

Para despedirme quiero comunicarte, para tu tranquilidad, que a partir de ahora no habrá ratón que se me resista: