Puedes escribirme a fleshfly.com@gmail.com para lo que sea menester.


2022/01/18

2022/01/14

Una peseta de 1953

El otro día no recuerdo para qué diablos fui a Carrefour, pero pasé por el lamentable pasillo de videojuegos que tienen, no te miento cuando te digo que sentí el típico flashback de película, una sensación muy agradable se apoderó de mí viendo las coloridas portadas encerradas en aquellas cajas de plástico de seguridad. En ese momento me odié por no sé muy bien cuando, abandonar la ilusión por jugar a videojuegos.

Recuerdo que de pequeño comprarme una revista de videojuegos y ojearla por encima en el coche de camino a casa era uno de esos momentos por los que vale la pena haber vivido. No quiero ponerme trascendental, mi querido amigo de internet, sólo quiero que contemples conmigo el horizonte que tengo delante. Aquí no se trata de volver a jugar a videojuegos, se trata de recuperar la ilusión por jugarlos. Te cuento esto porque acabo de pensar que a lo mejor ese sentimiento es el mismo que subyace cuando hablo de aquel internet dorado. Por ejemplo, que las redes sociales son una basura, todas las personas de bien lo saben, ¿pero y si las redes sociales en realidad fueran las mismas que las del principio y el que haya cambiado he sido yo por perder la ilusión?

Esta pollez que te estoy contando, mi querido compañero de fatigas digitales, lo hago para sentirme más cerca de ti, para cimentar los lazos que inexorablemente hemos creado durante estos años que llevo al frente de esta humilde bitácora.

Aprovecho para mostrarte un vídeo de esos canales curiosos que sigo en youtube, resulta que este simpático youtuber se lía como un loco a pulir sobre todo monedas hasta que las deja relucientes como un jaspe. Este vídeo no tendría nada de especial de no ser porque la moneda es una peseta de 1953 con la cara de nuestro querido Generalísimo Francisco Franco Bahamonde, Caudillo de España por la gracia de Dios.


Youtube sin duda se ha convertido en una fuente de yacimientos ocultos de grandes talentos.

2022/01/09

Arqueología digital II

No sé si lo recuerdas pero hace cosa de año y pico te conté cómo desenterré de un yacimiento digital, tres mil monedas de oro en forma de archivos. Aquel descubrimiento de arqueología digital no lo sacaron en la revista National Geographic porque estaban muy ocupados hablando de los peligros del cambio climático, hecho mucho más importante porque como podrás comprobar, cada vez hace más calor, verdad? Da igual que tú salgas a la calle con una camiseta térmica, un jersey de lana y un polar de plumón, si Roberto Brasero dice que hace más calor tú te kaya y lo asimila.

Total, que te cuento esto porque la semana pasada realicé otro importante descubrimiento, pero esta vez el yacimiento data del siglo pasado, concretamente de la segunda mitad de lo que se conoce como la grandiosa década de los noventa. Te adelanto que aunque a título personal he hallado importantes piezas de un valor incalculable que creí perdidas para siempre, no he encontrado joyas de valor comercial, al menos en principio, porque te cuento, si fuiste colono del internet precolombino, sabrás de sobra que uno de los temas subversivos más demandados en la Word Wide Web, eran los relacionados con la anarquía, contracultura y todo ese entramado de maldades, que por qué no decirlo, eran francamente atractivas para un joven colonizador de internet que estaba descubriendo el nuevo mundo abriéndose camino entre la maleza. Continuo, por aquel entonces el tema del hacking estaba vinculado a movimientos violentos de izquierda, por lo que era muy común encontrar en la misma página secciones donde se compartían de forma gratuita y jovial, manuales de cómo fabricar explosivos caseros. Observa los títulos de los siguientes txt.

Internet retro

A grandes rasgos se podría decir que internet en sus comienzos era como la deep web ahora. También he recuperado los primeros vídeos populosos de aquel internet presocial, donde la viralidad se conseguía gracias a las apariciones en las grandes páginas web del momento e incluso en revistas que venían con CDs cargados de lo que se movía en la red de redes, como es el caso de Vicente, un simpático negro cuyo desproporcionado cipote era sólo ensombrecido por su emblemática sonrisa.

Vicente

Por cierto cambiando de tema, ¿sabías que las cintas VHS del Continente tienen GARANTÍA DE POR VIDA? Es decir que si por casualidad aún te quedaba una cinta VHS del Continente aún sin abrir, y ahora le quitas el plástico y descubres que trae un defecto de fabricación, en teoría podrías ir a Carrefour a descambiarla, lo que no sé es si hay algún loco que aún conserve el ticket de compra.

VHS Continente

Por cierto he recuperado también un vídeo de unos cocineros que cocinaban con marihuana. O sea ponte en situación, no existe youtube ni similares, a un señor se le ocurre hacer un programa de cocina usando marihuana, se graba con una puesta en escena digna de Arguiñano, no sé muy bien cómo pero el chef consigue lanzar su vídeo a la autopista de la información y el tío sale cocinando con la cara tapada. Sin duda se trata de alguien que entiende muy bien el concepto de espectáculo.

Cocinando con marihuana

Reciba un cordial saludo desde mi humilde código HTML.

2021/12/16

Las trillizas de Playboy

Estaba revisando mi disco duro y acabo de darme cuenta que se acaban de cumplir 23 años desde el primer centerfold de unas trillizas en Playboy. Pese a que muchos creen que fueron las primeras trillizas en desnudarse para la revista, técnicamente fueron las segundas ya que en noviembre de 1993 aparecieron las conocidas como el trío de Río, lo que pasa es que las trillizas de 1998 fueron el centerfold de diciembre. 

Ellas son Erica, Nicole y Jaclyn Dahm.

Trillizas Playboy


2021/12/12

Coca-Cola Montiel

Acabo de abrir el frigorífico y he visto una lata dorada cuyo misterioso mensaje parece indicar que lo que tiene en su interior es un brebaje al que han llamado Coca-Cola Zero Limón. Estoy acompañando la lata con un donuts de chocolate y he de decirte, querido amigo, que esta Coca-Cola Zero Limón es posiblemente la Coca-Cola "rara" más sabrosa de todas. En su día dije ya que no volvería a comprar una Coca-Cola que no fuera la normal, vamos la Zero, la que yo bebo, pero siempre pico cuando veo una lata nueva. Yo ya había probado la de limón normal, pero esta Zero Lemon parece que es la ganadora por ahora.

Coca-Cola Zero Limón

Estoy aquí tan tranquilo, ordenando un poco el desbarajuste digital que he liado tras la mudanza, y he visto que tengo una colección de fotos de Sara Montiel, pero lo gracioso es que acabo de recordar que ya hablé de Sara Montiel hace ya más de cuatro años. De locos. Por cierto, estoy viendo fotos antiguas de Navidades pasadas de mi familia y estoy pensando en cómo serán las Navidades de este año, ¿serán como las de antes del Covid?