www.fleshfly.com

Estás en uno de los mejores lugares de internet.

Puedes escribirme a fleshfly.com@gmail.com para lo que sea menester.

2020/06/01

Tengo cuenta de twitter

No sé muy bien si son las secuelas del confinamiento o eso que llaman la nueva normalidad, pero el caso es que acabo de abrirme una cuenta de twitter. Verás, las personas que escribimos un blog, vivimos en un estado constante de vigilancia, siempre al acecho de algo que poder contar y entretener durante un breve pero divertido espacio de tiempo, aportando nuestro granito de arena a nuestra querida red de redes.

El dilema surge cuando atisbamos algo que nos hace gracia pero tiene poca chicha, es posible que un post mediocre pueda convertirse en aceptable si se acompaña de un buen par de tetas, pero son artes a las que hay que recurrir sólo en última instancia. Por eso hace unos meses se me ocurrió la saga de Cosas de internet, una publicación que pretendía ser una especie de basurero de cosas que por sí solas no valían nada, pero que vistas todas juntas podrían valer, una especie de tienda de chinos. El problema es que cuando ya tenía un conjunto de cosas que había recolectado durante días, al momento de publicarlas la primera que vi ya no me hacía gracia o había pasado su momento. Básicamente con este sistema se pierde la magia del momento.

Así que me he dicho, ¿por qué no usar el segundo basurero más grande de internet para arrojar ese tipo de contenido? Y he tenido un momento de lucidez.

Como ya sabéis, soy un experto en abandonar redes sociales y muy probablemente twitter no será una excepción. Pero en estos días tan convulsos de gente con mascarilla haciendo cola en las puertas del Mercadona, ¿quién se atreve a predecir lo que pasará el mes que viene?

Os invito a que me sigáis en este nuevo proyecto, amigos.

Cuenta de twitter

2020/05/05

Karlos Arguiñano lleva dos días y medio cortando cebolla en televisión

Hoy he estado visionando por encima el directorio donde tengo algunos de los VHS digitalizados y entre tantas joyas he visto algunos programas antiguos de Karlos Arguiñano, la fecha exacta no la sé, pero sabiendo que es de su primera etapa en TVE1 y a juzgar por el aspecto de la cocina, yo calculo que el programa puede ser de 1995. Total, que me he puesto a buscar cuántos programas lleva emitidos Arguiñano en televisión, no he encontrado datos certeros pero sí una entrevista de hace un par de años donde dice que tiene más de 6500 programas. Yo creo que son algunos más, sólo en Antena3 tiene 2000, pero bueno, digamos que con los de estos dos últimos años hagan un total de 7000 programas, a una media de 30 segundos por programa cortando verdura son doscientos diez mil segundos, lo que son 58,34 horas, es decir 2 días, 10 horas y 30 minutos. De lo que se puede decir que Karlos Arguiñano ha llenado el espacio televisivo equivalente a dos días y medio completos cortando verdura.

Karlos Arguiñano

A mí me parece la mayor proeza televisiva en la historia de España, una epopeya en toda regla. No salgo de mi asombro al ver la destreza con la que vendía las bondades de algo tan común como una ensalada mixta. Estoy convencido que este fotograma es prácticamente una pieza de museo.

Karlos Arguiñano

¿Será la "nueva normalidad", de la que tanto se habla en los telediarios, redescubrir la ensalada mixta?

2020/04/23

Los nuevos noventa

Ayer estuve viendo algunos dvd de mi colección de Playboy, concretamente los vídeo-calendarios de playmates que van desde 1987 hasta 2009. Es complicado encontrar un producto de esa calidad a día de hoy. El caso es que quedé fascinado por muchas de las cosas que vi en algunas escenas, observa estas imágenes con atención, tómate tu tiempo:

Playmate

No sé si habrás llegado a la misma conclusión que yo pero el diseño de prácticamente todo lo que nos rodeaba en los años noventa le daba mil vueltas a cualquier cosa que se fabrique hoy. A ver, en alguna ocasión he hablado de conceptos como la piel de las ciudades, la importancia del decoro o el espectro invisible, son detalles que pasan completamente desapercibidos para la gente mediocre pero que obsesiona a los que somos capaces de verlo.

Cuando vi la escena de la playmate enfundándose la videocámara senti... no sé bien cómo decirlo, una especie de anhelo, que no añoranza. Añorar es recordar con cierta pena algo que ya no tenemos y anhelar es desear tener algo, que es precisamente lo que he sentido, el deseo vehemente de que todos volvamos a usar aquella tecnología, aquel formato, aquel diseño.

Hoy en día la gente escucha música en spotify, ve películas en netflix y lee libros en el kindle. Donde los demás ven acceso al contenido yo veo dependencia al medio. Irónicamente la gente cree tenerlo todo cuando en realidad nunca antes una generación había tenido tan poco. Es que en los años ochenta, cuando "dependíamos" del vídeoclub para ver películas, al menos durante un par de días disponíamos físicamente del producto que podíamos copiar. La obsesión por conseguir la independencia que te daba el formato físico llegaba hasta tal punto que los adolescentes escuchábamos música en la radio con una cinta preparada para cuando sonara nuestra canción favorita pulsar el botón de rec. Y así llegamos a tener enormes colecciones de cintas vhs y cassettes tituladas a puño y letra que llegaron a ser verdaderas obras de arte.

Yo aún conservo dos cámaras miniDV como la que tiene la chica Playboy, de hecho aún conservo mi cámara de 8 milímetros, otra tipo VHSC e incluso un tomavistas de los años 70 con su proyector. Por alguna razón el formato físico aporta más valor a su contenido, no sé en qué fundamento psicológico se basará, pero es así. Una persona normal no es capaz de aguantar más de 30 segundos viendo fotografías de otra persona en su móvil pero sin embargo le pones un álbum de fotos en papel delante y es capaz de pasar tranquilamente todas las hojas hasta llegar al final, observando, haciendo preguntas y disfrutando.

Total que me encantaría volver a lo de antes, a tener 10 cintas con recuerdos familiares atesorados en lugar de varios gigas desperdigados por todos los móviles abocados a desaparecer. A lo mejor te estarás preguntando que ya que lo anhelo tanto porqué no lo hago, y es que yo ya lo hago, bueno no grabo en cintas antiguas eso es verdad, pero sí hago fotos en carrete de vez en cuando, ni si quiera tengo cuenta en spotify y aunque he digitalizado todos mis VHS, aún los conservo físicamente con mi flamante vídeo de 6 cabezales. Aunque te digo una cosa, al igual que sigo haciendo fotos en carrete, no descarto volver a grabar en 4:3 con miniDV, de hecho estoy convencido que al igual que ha pasado con los discos de vinilo, dentro de poco surgirá una corriente de cuatro locos como yo que vuelvan a grabar en este tipo de cámaras.

En serio, coged un momento vuestro iphone o el móvil que tengáis, observad su simpleza estéril y comparadlo con cualquiera de estas piezas de museo:


Da un poco de miedo darse cuenta de cómo han simplificado tanto las cosas hasta convertir a los humanos en una masa mediocre de piezas carentes de privacidad y fácilmente maleables. Y gran parte de culpa la tiene el diseño minimalista del que ya estoy empezando a estar un poco hasta los mismos cojones. Ser capaz de ver el espectro invisible de las cosas es básicamente tener el don de ver el alma de las cosas, cualidad que va taladrando poco a poco tu psique porque te coloca en el pabellón de los locos, en ese frenopático de puertas abiertas en el que nos encontramos los elegidos por culpa de estar rodeados de gente que habla a voces.

Yo he aprovechado estos días convulsos en los que el mundo está cambiando para adelantarme y como siempre ser un colonizador de lo venidero, así que he almorzado el que posiblemente sea el plato por excelencia de los niños de los noventa, arroz a la cubana con salchichas. Por cierto también llevo comidos en estos días de encierro unas patatas fritas con huevo y albóndigas con tomate.

PornfoodPornfoodPornfood

¿Qué ser humano en su sano juicio no querría volver a los 90?
Hagamos de la década de 2020 los nuevos noventa.

Me despido con un variado de fotos de Heather Locklear, la guapísima oficial Stacy Sheridan de T. J. Hooker, actriz de la época dorada, la recordarás también de Dinastía o Melrose Place entre otras muchas más apariciones.

Heather LocklearHeather LocklearHeather LocklearHeather LocklearHeather LocklearHeather Locklear
Heather Locklear

2020/04/17

Cosas de internet Vol.1 N.4

Hola amigo, espero que estés pasando la cuarentena lo mejor posible, desde mi humilde site de internet, te hago llegar mis mejores deseos para que cuando todo eso pase, salgamos reforzados y valoremos las pequeñas cosas que antes pasaban desapercibidas, como por ejemplo cagar como un burro a las tantas de la madrugada porque después de cenar te bebiste medio litro de Coca-Cola con dos donuts de chocolate, ojalá que ver cómo le rebotan las tetas a tu vecina gorda de enfrente cuando sale a aplaudir a las ocho sea el mejor recuerdo de todo este dislate. Y cuando recuperemos la libertad para salir, no olvides que yo estuve aquí acompañándote en las tinieblas, hablando contigo cuando no lo hacía nadie, comprendiendo tus sinsentidos y compartiendo estos aciagos momentos con muchos chochos peludos.


Piensa que ahora mismo hay millones de personas confinadas en sus casas sin saber qué payasada hacer para llamar la atención, las ideas se van terminando y poco a poco nos olvidamos de lo que era la vida fuera de casa. De repente nos damos cuenta que lo que antes era cotidiano ahora es un universo por descubrir, como ver a tu mujer mear. Muchos se están dando cuenta del filón que durante años han despreciado y quieren recuperar el tiempo perdido.



Quiero despedirme con un vídeo de una mature de internet que está tremenda. La pobre no tiene a nadie que le diga lo bien que le queda la ropa, así que se graba para que inocentes miradas le den su opinión.




Press play amigo, press play:


2020/04/12

Año 2071

Hoy, con motivo del 50 aniversario de la última cuarentena, las ciudades se engalanan para celebrar el gran despertar de la nueva época. Aunque para los jóvenes sólo sean tres días sin colegio, tenemos que honrar la memoria de los caídos por el coronavirus y enseñar a las generaciones futuras que el mundo en el que vivimos es un regalo de tiempos pasados.

Son tres días de fiesta, uno por cada período de cuarentena que sufrieron hace 50 años, el primero duró dos meses, la segunda cuarentena duró el mes de septiembre y la última y más terrible, los cuatro primeros meses de 2021. Pero gracias al valor de nuestros padres y abuelos, hoy somos una civilización libre.

Hicieron falta muchos meses de encerramiento y cientos de miles de muertes por todo el mundo para que la humanidad dijera basta. Los líderes mundiales que habían formado La Resistencia, cansados de la hostilidad vertida ante la población inocente por parte del nuevo orden mundial, decidieron desvelar toda la verdad para que la sociedad en masa tomara consciencia de la esclavitud en la que vivían sin darse cuenta.

Con la primera cuarentena se logró el respeto y la puesta en valor de los ejércitos y fuerzas de seguridad del Estado. Durante la segunda cuarentena la gente abandonó las principales redes de control de masas, lideradas por la diabólica facebook, que terminaría desapareciendo tras la tercera cuarentena, período donde se crearon los centros de limpieza social, donde se exterminaron a los despojos sociales que hasta entonces habían vivido como pequeños reyes en hoteles-cárcel.

El globalismo, que hasta entonces había sido un falso dogma, dio paso a un período duro de autarquía, donde las economías tuvieron que reindustrializarse dando como resultado el equilibro social del que aún seguimos disfrutando. La caída de las mal llamadas redes sociales, provocaron la pérdida de miles de millones de fotografías, recuerdos de toda una generación que desaparecieron de la noche a la mañana, hecho que disparó el resurgir de la olvidada película fotográfica y los soportes físicos. Y es que aunque a los jóvenes de hoy les parezca mentira, hace medio siglo se publicaban los momentos íntimos familiares sin ningún pudor ni control en el precario internet de aquel entonces.

El confinamiento cambió radicalmente el estilo de vida, y es que vivir tanto tiempo encerrados en sus casas disparó los suicidios a la tasa más alta de toda la historia, los nuevos gobiernos aprobaron leyes para disponer a los nuevos hogares de un mínimo de metros y grandes terrazas que devolvieron la dignidad a sus propietarios, también mandó derribar las antiguas y humillantes viviendas de las cuales aún se conservan algunas en las zonas más antiguas de las grandes capitales.

Viajar volvió a convertirse en un artículo de lujo, pero a la gente le dio igual porque perdió la necesidad de salir al extranjero por miedo a quedarse sin regreso por culpa de una nueva pandemia.  Las aerolíneas subieron los precios pero a su vez ensancharon los asientos, mejoraron el servicio a bordo que hasta entonces había sido tercermundista y viajar volvió a ser digno. Las ciudades se vaciaron de turistas y todo volvió a ser como antes, es decir, a como son las cosas hoy, y es que la modernidad que creyeron vivir nuestros padres y abuelos, era realmente la opresión tiránica disfrazada de engaño.

La sociedad miró atrás para seguir avanzando. Los soportes físicos y los nuevos hogares promulgaron el resurgir del mueble bar, elemento icónico de nuestros hogares que guarda nuestros álbumes de fotos en papel. También el tocadiscos llegaría para quedarse, y es que parece mentira que hasta hace pocos años la gente escuchaba música sin oler ni tocar el soporte.

Las mujeres volvieron a ser femeninas tras demostrarse que los movimientos de género no fueron más que aquelarres luciferinos que sólo buscaban el asesinato en masa de indefensos prenatales. Las operaciones estéticas desmesuradas, los tatuajes, los aumentos de labios y depilaciones íntegras dieron paso a mujeres naturales, la belleza femenina que a punto estuvimos de perder.

Así que aprovechad estos tres días de asueto y salid con vuestras familias a pasear por nuestras calles sin delincuencia, que vuestros hijos disfruten de todos los productos que cuelgan de los miles de frutales que adornan nuestras ciudades y contadles, que la fruta en las calles, el agua fresca en las fuentes y los cielos sin contaminación, son un regalo que nuestros antepasados pagaron con mucho sufrimiento.

Por cierto, este humilde columnista que os habla, no ha podido resistirse, y ha escrito este artículo en uno de los ordenadores de aquella época acompañado de lo que sigue siento la mejor bebida del mundo.

2020/04/09

El esperpento de twitter y los bots de extrema derecha

El 8 de abril de 2020 quedará guardado para siempre en una de las páginas de la historia de internet. Te voy a contar el esperpento que se acaba de vivir en twitter, verás, todo empezó esa misma mañana cuando una cuenta vinculada a Podemos hizo mención al conocido como Team Facha. A ver, como no sé si estás al tanto de cómo funciona twitter voy a intentar hacerte un resumen rápido. Twitter es oficialmente un nido de rojos, los que administran esa red social siempre se ponen de parte del progre-rojerío cuando hay una disputa, pero aún así, existe una resistencia irónicamente subversiva, formada por críticos del gobierno socialcomunista. Y esto que te voy a contar ahora seguramente nadie te lo habrá dicho, pero donde se cuecen las cosas verdaderamente importantes en twitter, no es el TL, sino en los grupos de DM.

Desde hace años se organizan así, si no estás en uno de esos grupos es que no eres importante. En los grupos se han vivido auténticas batallas, intentan atraer a tuiteros influyentes, se pasan secretos de unos a otros, se coordinan para tumbar cuentas, lo que pasa entre bambalinas en twitter es lo que realmente importa. Bueno sigo que me pierdo, el caso es que uno de esos grupos de derechas, que no son más que un grupo de chavales con dos dedos de frente cansados de la basura socialista, empezó a criticar la gestión del gobierno con el coronavirus, y como al final el mensaje se viraliza y la gente comienza a darse cuenta de las verdades, los organizadores de los partidos de izquierda temerosos ante este avance, decidieron criticarlos y hablaron abiertamente del "Team Facha" refiriéndose a ellos como bots rusos de extrema derecha.

Por la tarde, a Coronel Olrik, uno de los integrantes del Team Facha, se le ocurrió responder a todos los que se refiriesen a ellos como bots, con un mensaje que pareciera automático de error, haciendo como que los bots se habían estropeado.


Supongo que con esto de tener tiempo libre con la cuarentena, lanzaron tantos mensajes de este tipo que los bobos de izquierda terminaron por creérselo. Por la noche el tema se les fue a todos de las manos y gente como Elisa Beni se tragó el troleo para más tarde picar también el mismísimo ministro Alberto Garzón.



El caso es que llegó tan lejos la broma que hasta la red social twitter "se creyó" todo este circo y terminó baneando a los supuestos bots, Se supone que banearon a unos 200 pero se estima que fueron más de mil. Lo que hace pensar que los administradores aprovecharon la coyuntura para quitarse de en medio a tuiteros abiertamente de derechas para hacer una purga.

Se lo creyeran o no, el espectáculo fue bochornoso. Lo gracioso de todo esto que no hace más que confirmar esta historia, es que cuando los caídos del Team Facha regresaron a twitter con otras cuentas, estas son las cuentas de bienvenida que les ofrece twitter para seguir:

2020/04/08

Chochos en cuarentena

Un amigo de internet, admirador de mi prosa, me envía este correo:

Hola fleshfly, te llamo fleshfly porque no sé cómo te llamas, no recuerdo haberlo visto en nada de lo que has escrito y si lo has puesto se me ha pasado. Soy de cerca de Valencia, tengo 56 años y vivo solo con mi mujer, tengo dos hijas ya independizadas, una de ellas me hizo abuelo hace menos de dos años así que puedes imaginarte lo desesperados que estamos mi mujer y yo por no poder ver a mi nieto, no tenemos perro así que solo salgo para comprar, mi mujer no quiere salir de casa porque esto de la cuarentena la tiene preocupada así que pasamos el tiempo viendo la tele y yo ahora más en internet, supongo que por esta razón me he animado a escribirte. Me gusta mucho las cosas que escribes, sobre todo cómo lo escribes aunque haya cosas en las que no esté de acuerdo. Una de las cosas que más gracia me hace es lo que has montado en torno a los "chochos peludos", término que has rescatado de mi época, la misma que tanto idolatras.

Yo la pornografía que veo en internet es de mujeres sin pelo, mi mujer nunca se ha afeitado por completo y como uno siempre anhela lo que no tiene me conformo con lo que veo en internet. Pero el otro día me pasó una cosa muy curiosa, yo estaba en la cama leyendo cuando entró mi mujer en albornoz recién salida de la ducha, cuando se estaba poniendo las bragas vi que tenía más pelo que de costumbre, la vi de perfil y esos pelos sobresaliendo me llamaron mucho la atención, le comenté entre bromas que si se estaba dejando el pelo largo y es que desde antes de la cuarentena no se lo arregla. Lamentablemente no pude disfrutar al cien por cien porque como mi mujer tenga algo en la cabeza o esté nerviosa no funciona, pero me apañé como pude y la verdad que disfruté del cambio.

Supongo que te estarás extrañando, esto que te estoy contando no lo hago por ningún motivo más que el tiempo libre del que ahora dispongo, pero la verdad es que me apetecía compartir esta vivencia. Espero que estés llevando lo mejor posible el confinamiento y tú y tu familia esteis todos bien.

Un cordial saludo.



Desde aquí quiero agradecer a este amigo que haya compartido conmigo este momento y que me haya dejado compartirlo con todos. Ni que decir tiene que le pedí amablemente si podía enviarme una foto del poblado sexo de su señora, petición que por razones personales ha declinado.

Si estás aburrido y quieres compartir con todos nosotros alguna vivencia del tipo que sea, has de saber que tienes total libertad para escribirme por e-mail.