www.fleshfly.com

Estás en uno de los mejores lugares de internet.

Puedes escribirme a fleshfly.com@gmail.com para lo que sea menester.

2019/12/15

LeBrock - Interstellar

Tienes que escuchar esto ahora:

2019/12/10

Te voy a hacer uno de los mejores regalos de esta Navidad

Algo que nunca he contado fue una de las primeras películas porno que vi con sonido. Si eres un jovenzuelo que ha crecido viendo porno en el móvil es posible que no me creas, pero hubo un tiempo en el que la pornografía se consumía bajo un silencio monacal. Piénsalo, los niños de los ochenta no teníamos móvil, ni internet, de hecho la mayoría ni ordenador, y los pocos que lo teníamos ni por asomo con altavoces, a lo máximo que alcanzaban los ordenadores de aquel entonces era a lanzar pitidos, así que la única forma que teníamos de ver pornografía en movimiento era esperar a que todos los miembros de la familia se fueran a la cama, y con nocturnidad y alevosía, nos levantábamos con la quietud de un monje franciscano y con las pulsaciones de un colibrí bajábamos a toda hostia el volumen de la televisión mientras le rezábamos a Hotu Matu'a para que estuvieran emitiendo alguna pecaminosa película en la que poder ver alguna mujer en pelotes.

Y olvídate de pelártela en el salón, eso era un deporte de riesgo, en cualquier momento podía aparecer tu padre y como te viera de esa guisa lo más probable era que te calentara el lomo con el cinto. Así que el procedimiento era el siguiente, tenías que ir cambiando de canal cada 10 o 15 segundos, grabar en tu mente las imágenes en las que se viera un seno al descubierto o, en mejor de los casos, un frondoso chumino, y como si de un disco SSD se tratase, te encerrabas en el cuarto de baño y te marcabas un solo de zambomba mientras visionabas en tu cabeza una y otra vez los fotogramas guarrindongos.

Pero llega el día en la vida de todo chaval en el que se dan las circunstancias y por fin puede, además de ver, escuchar una película porno, ¿y sabes?, la sensación es rara, sobre todo si la películas que te toca escuchar es uno de esos dislates de los años 90 en el que no se distingue bien entre la lujuria y la parafilia traumática del director. Me estoy refiriendo a la que hoy puede considerarse película de culto, New Wave Hookers 4, de hecho toda la saga de New Wave Hookers encierra el carácter pornográfico de su década. Además de tarados con caretas de cerdo y payasos con megapollones, el film cuenta con una de las obras maestras más delicadas de los años noventa, la deseada Chasey Lain.



He pensado que podría interesarte tener esta película y como hoy me siento generoso, no sólo voy a regalarte la película, sino que voy a incluir en el paquete la saga entera con sus 5 películas. Pero esto no es todo, como si de un anuncio de la teletienda se tratase, voy a incluir otro regalo que seguro vas a agradecerme, pero no quiero salirme del guión y voy a volver al modo teletienda.

¿Cansado de esas películas del porno retro que han sido ripeadas por auténticos subnormales que tienen un bitrate de vergüenza donde apenas se distinguen los bigotes de los actores de los lustrosos chochos de las actrices? Pues hoy es su día de suerte porque por el mismo precio que antes, es decir, cero euros, incluimos en el paquete todas las películas en formato DVD!!! (Sonido de gente asombrada murmurando lo increíble de la oferta). Así es, en este flamante archivo rar, podrá encontrar la saga entera de New Wave Hookers sin ripear, en sus VOB originales.

Pero claro, el link del archivo tampoco te lo iba a dar así en plan cutre, así que he creado para la ocasión un divertido juego con el que además de conseguir tu regalo, podrás divertirte un rato como se divertía la gente en los años 90. No sé si lo recuerdas pero hubo un tiempo en el que se popularizaron unos puzzles en los que ibas moviendo pieza por pieza en el hueco que quedaba libre hasta ordenar la imagen. Pues he programado para la ocasión su equivalente 3.0, observa bien la imagen y fíjate cómo es, pulsa una de las casillas centrales y automáticamente se desordenará, tendrás que ir haciendo clic en las casillas pegadas al hueco vacío hasta reordenar la imagen. Cuando lo termines aparecerá el link en pantalla, el cual tendrás que simplemente copiar y pegar en tu navegador. Te dejo una gran canción para que disfrutes el doble.






2019/12/08

amoral / grotesco / solariego / fleshfly

Declaraciones de fleshfly para 2020: Estamos trabajando en ello. Hemos dedicado tiempo ayer por la noche y esta mañana a trabajar en ello exactamente.



2019/11/29

Mzdizzi, la abuela que decidió desnudarse

Como ya sabes, siempre me han interesado las mujeres con iniciativa erótica que se han atrevido a dar el paso a internet. Tengo algunos post muy interesantes sobre mujeres que han conseguido crear un negocio rentable y se han posicionado en primera línea del porno en la red de redes, pero eso es tan sólo una mínima parte, la base de la industria de la iniciativa erótica es enorme y está formada por miles de mujeres que no siendo tan famosas, comparten los mismos valores, e independientemente de la edad, el número de seguidores o la calidad de su contenido, una mujer que enseña el chocho en internet para nuestro uso y disfrute, siempre será digna de admiración y respeto.

Hoy te voy a hablar de una de esas mujeres reales que forman parte del selecto club de las emprendedoras de internet, te presento a mi amiga Mzdizzi:


Mzdizzi tiene 44 años, es de Arizona y tengo el gusto de conocerla, así que puedo contarte su historia no porque la haya leído en otra web, sino porque la sé.  Mzdizzi es la típica lozana de pechos turgentes con la que te gustaría coincidir en un ascensor para olerla de cerca, mientras deseas con toda tu alma que se vaya la luz para quedarte encerrado con ella.

Su principal motivación es el dinero. Cuando se muestra desnuda en internet se llega a sentir un poco insegura, pero no es algo que le preocupe mucho, para ella no es más que un trámite para conseguir un poco más de independencia.

Estuvo casada durante 23 años y al contrario que otras de las maduras de internet que conocemos, su marido no fue quien la inició en este mundo sino que fue tras su divorcio cuando comenzó a explorar esta nueva forma de vida. Su exmarido lo sabe todo, pero independientemente de lo que opine, a ella le da igual.

El que tu familia conozca que te muestras desnuda en internet siempre ha sido un tema que me ha interesado mucho, sobre todo si la mujer que se desnuda tiene hijos. Conocemos el caso de muchas mujeres que al quedarse embarazadas abandonan la industria porno, afortunadamente no es el caso de todas. Los hijos de Mzdizzi saben lo que hace su madre y la apoyan, para ellos no es ningún problema.

Que tu familia no sea un problema y que tu nueva vida te proporcione una nueva fuente de ingresos son razones importantes para tomar la decisión, ¿pero realmente qué es lo que hace que una mujer salga de su rutina y pase a estar delante de una cámara masturbándose? Siempre existe una motivación y la de Mzdizzi afloró el día que la hicieron abuela con tan sólo 35 años. Para ella fue un acontecimiento que cambió su vida por completo, ser abuela tan joven le provocó una crisis que desembocó en un comportamiento completamente opuesto al que entendemos que tendría que tener una mujer que acaba de ser abuela. Pero como ella dice, actualmente no es más que un complemento a su trabajo.

Por el día se dedica a temas de protección infantil y por la noche se desnuda para el disfrute de muchos. No se avergüenza. Cualquiera podría pensar que las mujeres que deciden emprender esta actividad son descocadas y promiscuas en sus relaciones personales, pero eso ocurre porque la gente en realidad no tiene ni puta idea de cómo funciona el mundo. No digo yo que no existan casos de mujeres movidas por su extrema actividad sexual, pero no es el caso de Mzdizzi. Actualmente no tiene pareja y no necesita a nadie para disfrutar de su sexualidad, como se puede comprobar en sus vídeos.



No se prodiga mucho en redes sociales, aunque podemos disfrutar de ella en su canal de pornhub.

A una mujer que se muestra de esa guisa no tardan en llegarle proposiciones, ha recibido propuestas de mucho dinero para tener sexo, las cuales siempre ha rechazado, no tiene nada en contra de practicar sexo por dinero, simplemente no le apetece, se encuentra cómoda con lo que hace y no tiene la necesidad de nada más. De hecho si tuviera que elegir entre mostrarse desnuda al vecino de enfrente y estar encerrada en un cuarto con los hombres que quisiera, elegiría la primera opción.

Es una mujer tremendamente sincera, educada e inteligente. Con una visión de la vida que dista de los tópicos que la gente espera encontrar en estos lugares de internet. Mzdizzi es la madre de nuestro amigo que siempre quisimos tener. Una verdadera madura con solera. Dulce fruta madura.

Aún tiene muchas fantasías por cumplir, espero que las cumpla.

2019/11/20

Una buena sesión actual de Playboy

Hace ya mucho tiempo que no hablo de Playboy porque básicamente sólo me interesa de 2002 para atrás, año arriba año abajo. Pero resulta que hace menos de una semana vi una sesión de fotos que he pensado podría interesarte.

Ella es Natalia Andreeva y pese a no tener pelos en el chocho, creo que se merece una mención.





Es posible que una de las cosas que más te llame la atención sea el tamaño de su THIGH GAP.


2019/11/18

Madagascar

Yo no soy mucho de optimizar el blog para recibir más visitas, mejorar el posicionamiento en Google y todas esas cosas. Pero hoy me he metido en las analíticas que las herramientas me ofrecen y he observado que prácticamente desde todos los países del mundo se ha accedido a mi humilde web.

Pero hay un porcentaje de países desde los que aún nadie me ha hecho clic, como Papúa Nueva Guinea, Groenlandia o esos extraños países africanos como Burkina Faso, Chad o Sudán del Sur.

Al observar este mapa por alguna extraña razón he sentido la necesidad de colorear de azul toda la faz de la tierra, así que voy a empezar a conquistar el mundo a lo Erwin Rommel. Para tal menester tengo que idear una estrategia, al igual que hacíamos los niños de los 90 cuando jugábamos al Risk, voy a comenzar conquistando territorios y voy a comenzar por Madagascar.


La estrategia será repetir varias veces Madagascar en este post. Madagascar. Con ánimo de que los rastreadores de Google acerquen mi humilde web a quien esté buscando chochos en algún rincón de Madagascar.

Me importa un bledo si el que se mete desde Madagascar lo hace para quedarse un rato y disfrutar de las gordas que con orgullo comparto o cierra la ventana al segundo asustado por ver a mujeres enseñando los pechos descubiertos.

Madagascar. Si en los próximos días veo que Madagascar se tiñe de azul. MADAGASCAR. Lo consideraré una victoria y pondré mis tropas camino a otro territorio, pero como digo esto será después de conquistar Madagascar.

Si por causalidad tienes un amigo en Madagascar, me harías un gran favor si le mandaras un correo electrónico con el link de mi web para que accediera desde su precioso rincón de Madagascar. Ya me lo estoy imaginando, un buen hombre sentado en su casa, disfrutando de la buena temperatura que hace en Madagascar, en un poblado a las afueras de Antananarivo, redeado de baobabs, entrando en mi web para disfrutar del mejor cine español de la historia.

Madagascar, qué gran país.

Madagascar. Madagascar. Madagascar.

2019/11/08

Rolex, chinas, ranas



Una de las cosas que más ilusión me hacía de Nueva York era ir a Chinatown. Esa imagen de decadencia siempre me ha llamado la atención, los callejones llenos de basura a los que da la puerta de atrás de un restaurante, los puestos de cosas raras, los patos colgados tras un cristal con más pringue que el mandil de un churrero, en fin, todo lo que se nos ha vendido en el cine. Supongo que habrá gente que va con otras expectativas y después se decepciona, pero yo sabía perfectamente a lo que me enfrentaba, un rincón infecto.

Básicamente en Chinatown quería hacer dos cosas, meterme en los supermercados y conocer el famoso sistema que tienen para vender las falsificaciones. Tenía realmente ganas de vivir esa experiencia. No había dado diez pasos por la calle Canal cuando la primera china me asaltó, yo no pensaba comprar nada, lo único que quería era vivir la experiencia de turista paleto. Así que me marqué un objetivo, forzar el regateo hasta extremos insultantes.



Por ejemplo los relojes te los ofrecen de primeras entre 80 y 100 dólares, precio que obviamente tienes que rechazar poniendo mala cara. Una de las cosas que más me sorprendió es que la mayoría de las veces en lugar de sugerirme un segundo precio algo más bajo, me preguntan directamente cuánto estaba dispuesto a pagar. La primera vez dije que no pagaría más de 20 dólares.

Las chinas tienen más mala leche que un cable pelao y cuando intentas abusar cogen unos rebotes increíbles. A mí era una situación que me divertía muchísimo. Conseguí que una de las chinas me dejara un "Rolex" por 35$, oferta que terminé rechazando, con lo que conseguí que la china se fuera lanzando improperios en su idioma, muy probablemente cagándose en mi puta madre.

Le estaba cogiendo el gusto a eso de que me insultaran en chino así que a la siguiente le dije que si me daba dos "Rolex" yo le daba 60$, la china pasó de mi, fui detrás de ella y se lo repetí sin parar, "sixty dollars, sisxty dollars, sixty dollars..." hasta que se hartó, se dio media vuelta y me empezó a gritar "Go! Go!! Go!!!", aquello fue un momento maravilloso.

Pero lo mejor aún estaba por llegar, se me acercó una chinita joven ofreciéndome bolsos, y yo le dije que quería relojes, me sacó un catálogo y tras momentos tensos durante el regateo, conseguí un precio de atención, 25 dólares. Tan sólo cinco minutos antes una china me insultó por decirle 35$ y ahora ésta me lo estaba dejando por 25$. Total que le dije que había cambiado de idea, que prefería dos "Rolex" por 20$ cada uno. Estoy seguro que de haber podido la china me hubiere acuchillado allí mismo, pero en lugar de eso me gritó "you, inside!!!" mientras señalaba un cubo de basura , sin duda un recuerdo memorable que me llevé de la gran manzana.


Después de aquello comencé a temer por mi integridad física, así que me metí en un supermercado donde yo era el único occidental. Los supermercados de Chinatown son fantásticos. Caminando por sus pasillos volví a sentirme como cuando de niño me paseaba por la planta de juguetes de El Corte Inglés.

Los chinos comen auténticas locuras, en la pescadería había acuarios con ranas vivas, culebrillas de agua y cosas que olían muy raro. Prácticamente todo daba asco, así que lo único que me compré fueron unas naranjas que me comí al salir de aquel maravilloso antro.