Estás en uno de los mejores lugares de internet.

2015/10/12

La foto de Inma Cuesta

Supongo que a estas alturas estaréis hartos de ver la famosa foto de la actriz Inma Cuesta donde se queja de los excesos de Photoshop. Yo trabajo con Photoshop todos los días, aunque en mi trabajo por el tipo de fotografías que retoco no necesito "modificar" la realidad como en este tipo de sesiones para revistas.

No voy a entrar a valorar el retoque. Lo que me ha llamado profundamente la atención es el comunicado que ha hecho Inma Cuesta en su propia cuenta de Instagram, Compara las dos fotografías, el antes y el después, pero dice que la fotografía de la derecha (la del "antes") la tomó ella con su teléfono móvil directamente del ordenador. Ella dice textualmente "La foto de la derecha fue sacada con mi móvil directamente del ordenador en la sesión de fotos". La frase realmente puede interpretarse de varias maneras, puede ser que cuando dice "fue sacada" se refiera a que le pasaron el archivo original por USB o bluetooth, pero me da la impresión que quiere darnos a entender que le hizo una foto a la pantalla directamente cuando se la estaban enseñando.

Si se refiere a esta última opción, personalmente no me creo que esa fotografía se haya hecho haciéndole una foto a la pantalla. Además ¿qué importancia tiene cómo la hiciera? ¿por qué no dice tan sólo que es la original sin hacer referencia a cómo se sacó? Puede que nada de esto sea relevante pero, ahí lo dejo.

Verte y no reconocerte, descubrir que tu imagen está en manos de personas que tienen un sentido de la belleza absolutamente irreal. Imagino que era necesario resaltar el azul cobalto del vestido, quitar algunos pliegues del mismo y subir los niveles de luz para hacer brillar más mi piel, pero no entiendo la necesidad de retocar mi cuerpo hasta dejarme casi en la mitad de lo que soy, alisar mi piel y alargar mi cuello hasta convertirme casi en una muñeca sin expresión. No es la primera vez que pasa, pero esto sobrepasa los límites de la realidad y me avergüenza. La foto de la derecha fue sacada con mi móvil directamente del ordenador en la sesión de fotos, yo al completo, sin trampa ni cartón, Inma entera, la de al lado es una invención, es eso que se supone que debería ser... los "cánones" de belleza que "deberíamos" seguir, no me acompleja, no lo entiendo como una señal de lo que lo debería ser, sencillamente me indigna como mujer y me hace reflexionar muy seriamente hacía dónde vamos y reivindicar con fuerza la necesidad de decidir y defender lo que somos, lo que queremos ser independientemente de modas, estereotipos o cánones de belleza.
Una foto publicada por Inma Cuesta (@inmakum) el