Si quieres puedes dirigirte a mí escribiendo a fleshfly.com@gmail.com, no temas, soy un pozo de bondad.

2017/01/22

Henriette Allais, la mujer anónima de la famosa portada

Desde que comencé en el mundo de la fotografía uno de los mayores referentes que más admiración me ha despertado ha sido Helmut Newton, especialmente por su obra SUMO. Sobre SUMO hay mucho que hablar pero hoy sólo voy a centrarme en la mujer de la fotografía que ilustra su famosa portada. Ella es Henriette Allais.

Es curioso porque he visto cientos de veces esa fotografía (titulada Big Nude III) y mis ojos se han posado en cada centímetro del cuerpo de esa mujer, pero jamás me había preocupado por saber de ella, hasta hoy.

Henriette Allais nació el 22 de julio de 1954 en Florida y cobró tan sólo 61€ por Big Nude III, fotografía que terminó en 2005 subastándose por 264.000€. Sin embargo la fama de la fotografía irónicamente no se ha reflejado en su protagonista.

Henriette Allais fue mis marzo en 1980 para la revista Playboy.

Posó para Helmut Newton más que cualquier otra modelo porque pensó que se le abrirían muchas puertas, pero jamás consiguió lo que imaginaba, ya que como dice ella "en lugar de oportunidades, Newton no me dio más que sorpresas", como cuando se enteró por la llamada de una amiga que su fotografía estaba por todo París, o cuando también tuvo que enterarse por un conocido que su fotografía Big Nude III sería portada de SUMO. Dice abiertamente estar muy molesta tanto con Helmut Newton como con su mujer, ya que ninguno se preocupó de localizarla mientras estaban ganando cientos de miles de dólares gracias a su imagen. Con el tiempo Henriette pudo dar con ellos y tras unas ridículas excusas que le soltó la mujer de Newton en una llamada telefónica, la invitó a una cena con más personas. Esa misma noche tras reprocharle lo que habían hecho con ella Newton la citó en la habitación de su hotel para firmar el contrato donde este bonificaría a la modelo, pero lo que jamás imaginó Henriette es que sería una estratagema de Newton para que ella firmase un contrato por el que cedería todos los derechos de imagen para poder publicar y comerciar con la fotografía a cambio de la mísera cantidad de mil dólares.

Henriette asombrada le dijo que eso era lo que había estado haciendo durante tantos años, a lo que Helmut Newton le respondió que todos los contratos estaban en Francia y él quería uno firmado en los Estados Unidos. Henriette no se lo podía creer. A partir de ese momento la modelo se metió en una batalla legal que tuvo que abandonar en el año 2000 por no poder seguir pagando a sus abogados.

Helmut Newton murió el 23 de enero de 2004 tras empotrar su Cadillac contra un muro muy cerca de Sunset Boulevard, en Los Angeles. Ha pasado a la historia como el genio de la fotografía del siglo XX pero también como una persona egoísta sin aprecio hacia sus modelos.

Con dos divorcios a sus espaldas y 3 hijos, Henrietta vive actualmente en Los Ángeles y trabaja como masajista. Su historia la contó 25 años después de Big Nude III.