Si quieres puedes dirigirte a mí escribiendo a fleshfly.com@gmail.com, no temas, soy un pozo de bondad.

2018/06/03

En el internet globalizado se bajaban cosas a ciegas

A día de hoy la mayoría de gente que mora en internet, la gentuza, creen que internet siempre fue como lo es hoy, una especie de batido de redes sociales donde todas se tocan por los extremos. Además los recién llegados a la autopista de la información creen que internet es cada vez más global, y no es así. Claro que cada vez somos más y las barreras para establecer vínculos entre nosotros son menos, pero la segmentación social es el principal enemigo de internet.

Sé que es difícil de creer pero internet hoy para muchos es sólo facebook. Ya no me refiero a las amas de casa sino a muchos chavales que no salen de facebook, instagram y twitter. Yo aunque no comulgo con las redes sociales, en alguna ocasión he dicho que son muy necesarias porque son los pastos donde se ceba al ganado.

Si yo tuviera que decir qué internet ha sido el más global de todos diría que el internet del IRC. Concretamente el del IRC de Undernet. Hubo un tiempo que para hablar con otras personas tenías que hacerlo en salas enormes de gente anónima de rincones dispares del mundo que eran verdaderas sorpresas por descubrir. No existían los influencers, tampoco los famosos habían hecho acto de presencia y el anonimato era un tesoro que todo el mundo guardaba con celo.

Las salas de chats en el IRC eran una verdadera lotería. Además lo que más se valoraba en el internet de antes era hablar con desconocidos. En facebook básicamente el 99% de interacciones se hacen con personas conocidas. Antes nadie quería hablar con personas conocidas por internet, para eso estaba la vida real, lo verdaderamente exótico era hablar con gente que estuviera en la otra punta del mundo. Yo por ejemplo me metía en canales como #NewYork, #California o #Usa para chapurrear a duras penas con mi pésimo inglés, pero no creas que esto era una barrera, todo lo contrario, para ellos hablar con un europeo que no paraba de hacerle preguntas era también una odisea. Recuerdo haber hablado en alguna ocasión con médicos, militares y profesores, de hecho era lo normal, en el internet de antes del año 2000 la mayoría de gente que pululaba en la red tenía un cierto nivel.

Para mí aquel internet fue el más globalizado, el que nos dio consciencia de lo pequeño que empezaba a ser el mundo. Pagaría mucho dinero por conseguir los logs de todas las conversaciones que tuve en IRC, es una verdadera lástima que esas cosas se perdieran con el internet 2.0.

Las redes sociales han segmentado por completo nuestro comportamiento en internet. Twitter es un nido de feminazis y subnormales, facebook está lleno de gente mediocre e instagram se ha convertido en un escaparate de famosos.

Con la música pasaba tres cuartos de lo mismo. Antes lo raro era lo más deseado. Todos queríamos escuchar la música de otros países que no llegaba a España por los canales tradicionales. Era muy parecido a lo que pasó en su día con las bases militares de Rota y Morón. Ahora sería impensable pero hubo un tiempo en el que las canciones se conseguían pidiéndoselas directamente a un completo desconocido. Todo aquello al final terminó desembocando en los /fserve, que fueron los precursores de los actuales trackers. Lugares muy exclusivos donde antes de bajar, tenías que subir de tu propia cosecha para conseguir los créditos necesarios que te permitiesen descargar.

Lo mismo pasó con el porno. Las fotografías se bajaban una a una de manera manual y sin saber qué era lo que realmente te estabas bajando. Todo se hacía por DCC Send. Es difícil de creer pero aquello era el paraíso.

Te cuento esto porque me he dado una vuelta por uno de mis directorios donde guardo muchas de esas cosas que bajaba a ciegas. Es básicamente un basurero de recuerdos donde se conserva la esencia de aquel internet. La canción no te la voy a poner porque no es relevante. Lo importante es que te quedes con el concepto. Brindo por todo aquello.