Notario de internet / fleshfly.com@gmail.com


2023/12/28

El notario de internet

Son ya varios los conceptos de los que te he hablado aquí en fleshfly y que poco a poco se han ido extendiendo en el argot popular de internet, madura con solera, colono de internet, pala de la llana, gorda que está buena, intelectual de ikea, internet hecho a mano o pionera de internet entre otras muchas definiciones que con el júbilo que me caracteriza he ido esbozando tras el paso de estos años. Te cuento esto a modo de introducción porque hoy te presento una nueva figura de internet, de hecho creo que es una de las más importantes y como viene siendo habitual, no tenías ni idea de su existencia hasta este precioso momento en el que acabo de decírtelo, el notario de internet.

Básicamente un notario es una persona con facultades legales para dar fe de un contrato, es decir, alguien que da testimonio de un acontecimiento del que ha sido testigo. Un notario de internet es precisamente eso, una persona cuyo criterio bien reconocido le otorga el poder de dar testimonio de algo que ha ocurrido en internet. Ten en cuenta que el criterio se obtiene tras años de buen hacer demostrando incansablemente un certero punto de vista, que es precisamente lo que yo llevo haciendo durante años en fleshfly.

Lo que quiero decir con esto es que no todo el mundo está facultado para dar fe de un hecho en internet, no es suficiente con estar en el momento oportuno y hacer una captura de un tuit fugaz o copiar el texto de un forero arrepentido que ha borrado su respuesta, además de estar en ese preciso momento, hay que tener el criterio suficiente para que internet confíe en ti y en tu profesionalidad, es en ese momento en el que se da de alta un notario de internet en el registro intangible del ciberespacio.

Es un término que desde hace mucho tiempo vengo usando con frecuencia en mi círculo más cercano, quizás te preguntarás por qué entonces no te he hablado hasta ahora del notario de internet. Como viene siendo habitual, estoy aprovechando estos días de asueto para organizar mi archivo digital, es importantísimo dedicarle tiempo a la organización digital al igual que se le dedica tiempo a la organización de la vida en sí, a menos que seas uno de esos mediocres que vocea en terracitas de mierda apurando una copa aguada en compañía de otros mediocres que suben fotos a instagram de tan lamentable momento, total que me he puesto a revisar uno por uno la totalidad de favoritos que tenía marcados en mi navegador y ni te imaginas la cantidad de páginas que ya no existen.

Esta nueva moda de consumir todo online, lo que ahora llaman streaming, está creando la falsa sensación de que todo estará en internet siempre y por increíble que parezca, era más fácil que el contenido permaneciera inmóvil en internet hace diez años de lo que es hoy. No te imaginas la cantidad de cuentas de instagram que desaparecen sin avisar, usuarios de twitter que se quitan de en medio, vídeos de youtube que dejan de estar, blogs y páginas web que se esfuman de la noche a la mañana y foros que implosionan borrando con un sólo clic todo su legado en internet. Es en estos momentos cuando te das cuenta de la importancia de un notario de internet.

¿Cómo puede dar fe un notario de internet de un evento virtual? Como te dije antes el arma más poderosa de un notario de internet es su palabra, el criterio que ha ido forjando año tras año, post tras post, por lo que con su testimonio y una pequeña evidencia es más que suficiente. Esa evidencia digital puede ser desde un pantallazo, la descarga de un archivo o el copia-pega de las palabras de un texto, pero claro, aquí es donde entra la profesionalidad de cada uno.

Observa este pantallazo:

TeleportPro

Esta captura la saqué el otro día de mi almacén digital que conservo del internet precolombino y viene muy al caso porque hace mención a dos programas básicos que se usaban hace años en las notarías de internet, uno es el TeleportPro, este software hacía una copia exacta del sitio web, de tal forma que una vez en tu disco duro, podías navegar con tranquilidad desde local, esto que hoy no tiene mucho sentido, en el internet precolombino de las conexiones telefónicas era una herramienta maravillosa, ya que aprovechábamos la noche, cuando internet era más rápido y la conexión era más estable al no verse interrumpida por llamadas telefónicas, para bajarnos el sitio web y ya luego por el día navegarlo con tranquilidad. Quién nos iba a decir que este pequeño paso para el hombre iba a ser un gran recuerdo para la ciberhumanidad. Los que conservamos sitios completos, damos fe de lo que ocurrió una vez en internet.

El segundo programa básico es el que solucionaba la problemática que se menciona en el pantallazo de arriba, eso que dice de no aceptar "resume". Para evitar ese tipo de cortes usábamos el GetRight, este programa permitía reanudar la descarga de un archivo por el mismo sitio que lo dejaste tras cortar internet. Sé que parece increíble pero en el internet dorado se tardaban días en descargar archivos que por aquel entonces eran tremendamente pesados.

Este pantallazo sin ir más lejos es un documento de octubre de 1998 del que doy fe. Que no te engañe la fecha del primer post de fleshfly, yo llevo siendo notario de internet desde mucho antes de los blogs y redes sociales, en mi notaría guardo archivos del IRC de Undernet (pre Hispano) y de extintas web hechas a mano.

Si el archivo de fleshfly existiera como lugar físico, sería algo como esto:

Fleshfly físico