Si quieres puedes dirigirte a mí escribiendo a fleshfly.com@gmail.com, no temas, soy un pozo de bondad.

2016/05/22

Bianca Beauchamp o el porqué de leerme

El otro día lo estuve pensando, ¿qué puedo ofreceros yo desde mi blog? Es un proyecto realmente joven y poco a poco tiene que ir definiéndose para que la oferta se adecue a vuestras necesidades, queridos lectores, que sois realmente la causa de que yo esté aquí.

Hay infinidad de todo en internet, toneladas de porno, información y entretenimiento. Entonces, ¿qué os puedo aportar yo? ¿por qué meterse en mi blog? Muy sencillo. La cantidad de información que internet ofrece es tan grande que a veces nos crea frustración por no poder digerirla toda. Ese exceso de información nos está convirtiendo en seres con cada vez menos sensibilidad ante lo que tenemos delante. Cuando tienes cien pares de tetas en la pantalla del ordenador es imposible prestar la atención necesaria a cada una de ellas y por ende valorar esa información como se merece.

Si yo estoy aquí es precisamente para evitar eso, no quiero que entréis en mi blog como si fuera una tienda de chinos donde las baratijas se muestran sin ningún orden ni concierto. Pretendo que veáis esta web como un catálogo que vende delicatessen, productos gourmet seleccionados con el mimo y la dedicación que se merecen y mostrados en cantidades digeribles. Yo os muestro el producto y si os gusta ahí tenéis internet para que ustedes mismos continuéis con el proceso, pero con la satisfacción que da el saber que estáis buscando un producto en concreto.

Por ejemplo, el otro día me topé con unas fotografías de Bianca Beauchamp, una modelo erótica nacida en Canadá en 1977. Portada de infinidad de revistas, esta belleza recauchutada defiende las operaciones de estética con uno de los argumentos más coherentes que he leído jamás, Bianca dice que al igual que se leen libros para mejorar nuestro interior, ¿por qué no se puede mejorar el exterior?. Los libros nos modifican como persona, nos mejoran, ¿por qué no podemos mejorar también por fuera con las herramientas necesarias?

Estoy completamente de acuerdo con ella, al igual que cada uno es libre de leer o estudiar lo que quiera y la sociedad lo acepta con normalidad también deberíamos aceptar con el mismo agrado las personas que quieren modificar su aspecto como ellos elijan.

Es cierto que las mujeres recauchutadas nunca han sido mi tarjet pero con Bianca he hecho una excepción, sencillamente me encanta, prueba de ello son las 514 fotografías que he conseguido de sus sesiones que no tienen desperdicio ninguno. Un trabajo excepcional.