Estás en uno de los mejores lugares de internet.

Hola, soy la persona que escribe www.fleshfly.com, por razones que he explicado varias veces en mi web, no uso redes sociales, por lo que si quieres hablar conmigo sólo podrás hacerlo mandando un e-mail a fleshfly.com@gmail.com, estaré encantado de escucharte, sobre todo si tienes el chocho peludo, jajajaja saludos!!!

2019/03/18

El valor añadido invisible de la fotografía

Así a bote pronto, ¿dirías que esta mujer es guapa?


Ojos claros, rubia, piel saludable.
Todo apunta a que sí pero... no sé.
Fíjate ahora en esta foto, ¿dirías que esta mujer es atractiva?

l

Para mi gusto es demasiado atlética, delgaducha y parca en pecho. Parece que es la típica modelo a la que toda la ropa le queda bien. Sí, posiblemente la veas en el supermercado y llame la atención, aunque en el fondo cualquier hombre si pudiera elegir no dudaría en follarse antes a la pescadera de 40 años y tetas gordas que cuando se agacha a coger los boquerones le bambolean las tetas que da gloria verla.

Fíjate ahora en esta foto, ¿qué opinas?


Cuesta creer, pero es la misma mujer. Se trata de Megan Samperi pero en ésta ocasión vista a través de una cámara de Playboy.

Hacer buenas fotos es algo muy complicado, no quiero ponerme en plan entendido repelente pero quiero contarte cómo lo veo yo. Verás, en fotografía, al igual que en cualquier otra disciplina visual, hay cosas que tu cerebro ve aunque tú no te enteres de nada. Es lo que yo llamo el valor añadido invisible. No te equivoques, aunque sea invisible es lo más importante de la fotografía, de hecho apuesto que si el fotógrafo hubiera colocado en esta fotografía a la pescadera de tetas gordas, la fotografía seguiría siendo una obra de arte, quizás hasta mejor que esta.

Por eso hay buenos fotógrafos y malos fotógrafos, porque unos tienen la capacidad de controlar el espectro invisible del valor añadido y otros son mediocres que para dar credibilidad a su trabajo necesitan apoyarlo en historias inventadas.

Ya está, eso es todo lo que quería contarte. Ten un buen día y vuelve pronto.